Que los funcionarios públicos no vean la política como negocio

abril 13, 2018

· Dejan en segundo plano el gasto para seguridad

Al realizar un recorrido por el mercado de El Pueblito, Corregidora, la candidata del Partido Revolucionario Institucional al Senado de la República, Ana Bertha Silva Solórzano, escuchó las demandas de los comerciantes establecidos.

Entre las peticiones que le externaron los locatarios, se encuentra: seguridad, educación y una competencia leal.

Le dijeron que “estamos en un momento de crisis y de terapia intensiva; todos tenemos que trabajar, incluidos los funcionarios públicos”; a lo que Silva Solórzano respondió que esta “terapia intensiva” involucra a todos: funcionarios, ciudadanos y familia”, que es importante trabajar unidos para sacar al país adelante.

Que para abatir la corrupción se tiene que revertir la inercia desde el seno familiar para así, generar esa cultura que necesita México y demostrarle a la juventud que se puede salir adelante haciendo lo correcto.

También le externaron que los funcionarios públicos deben trabajar sin escatimar días u horarios; que los ciudadanos laboran los 7 días de la semana y es desalentador acudir a las oficinas gubernamentales donde no son atendidos con prontitud, ya sea por el horario o porque son días feriados.

Para acabar con la corrupción en las esferas gubernamentales, consideró la Candidata priista, se necesita la selección de los funcionarios que tengan el perfil adecuado, con ganas de servir, con capacitación y con la sensibilidad social para atender a quien acuda a ellos y así evitar la corrupción y las “traiciones”.

En otro tema, le plantearon la falta de seguridad.

Ana Bertha Silva Solórzano les explicó que los gobiernos destinan el 70% para gasto corriente y 30% restante lo aplican en seguridad y obra social.

Por ello, planteó la importancia de legislar en el sentido que se inviertan los porcentajes, para dar la atención adecuada a la población; que se dé mayor apoyo a las obras de beneficio social, la educación y la atención a los adultos mayores, entre otros; y que se reduzca el gasto administrativo.

Sobre la corrupción, subrayó que la legislación existente, necesita el reforzamiento y, de ser necesario, su modificación; con sanciones ejemplares y que su aplicación sea de manera inmediata, “que no que sea meses o incluso años después que dejaron sus cargos gubernamentales cuando se les sancione”.

Sobre el comercio, recibió las quejas de la competencia que tienen con grandes cadenas comerciales, “que dejen trabajar a los pequeños comerciantes, que durante años han sostenido así su patrimonio familiar”, por lo que piden una competencia “sana”.

A lo que respondió que existen las leyes en la materia, pero que, en un momento dado, se modificarían, regularían y vigilarían su aplicación.

Igualmente le dijeron que necesitan funcionarios con ideales, que no vean la política como negocio, sino “buenos servidores públicos”.

Les dijo que existe, desgraciadamente, la cultura del “que no tranza no avanza”, por lo que se debe trabajar en revertir esta creencia y enseñarles, desde la familia, los valores morales y éticos que deben regir la vida de México y Querétaro, finalizó la candidata del PRI, Ana Bertha Silva Solórzano.